sábado, 28 de noviembre de 2009

LA SIGNIFICACIÓN DE CAPITALISMO


Como bien decía un comentario puesto en el blog, este no es un libro de humor. Añadiría si se quiere ver como tal que es humor negro puesto que da vergüenza ver no solo las contradicciones de nuestra sociedad sino el interés premeditado de algun@s por hacerse con el bien que poseen otr@s.
En la parte que llevo leída de esta parte segunda el autor continúa con su recorrido histórico ,entre el s XVIII y s XX, entroncando humanismo con las diversas corrientes económicas y de pensamiento. En esta ocasión más que un comentario voy a escribir una serie de frases que me resultan clarificadoras o se prestan a la reflexión. De esta forma el autor escribe:

“La sensibilidad humanitaria, hija de la concepción humanista de la vida, choca desde el comienzo con el moderno capitalismo; juntos vienen al mundo de la Historia, y por un instante cesa la pugna entre el ideal que la una favorece y la realidad social en que el otro se forma y a la cual fomenta.”

En la siguiente, aborda los inicios de la nueva fuerza emergente, la burguesía. “Un nuevo espíritu, la utilización del dinero no para satisfacer goces, sino como medio de crear riquezas, se apodera de la gran burguesía territorial acogida a las ciudades.”

Esta referida a la no expansión de la industrialización en España “faltó la vibración interna espiritual peculiar al Renacimiento, la facundia multiforme, pero metódica y con una especial faz racionalista, que, al originar la nueva ciencia y la nueva concepción de la vida, daba por resultado un orden económicosocial distinto del que le había precedido.”

Pasa después a la parte titulada Capitalismo y Racionalismo y en ella leo “ “De esta suerte, las ideas de provecho, interés y renta se convierten en ideas generatrices de la sociedad civil” y en la subparte posterior “La especial razonalización de que fue objeto la vida económica en la época moderna ha sido esencial al capitalismo; mas el desarrollo y esclarecimiento de la sensibilidad humanitaria provoca su antítesis moral: el socialismo. Para el primero, la finalidad civil, individual y social es la ganancia; para el segundo, la justicia.”

Para finalizar pone duras palabras “ […] es que el capitalismo es violencia y en ella y mediante ella logra su botín.”

3 comentarios:

Valeriano Rosales dijo...

Las dudas que me surgen tras la lectura de las páginas del libro están producidas tanto por la densidad del texto como por la profundidad de los pensamientos.
No obstante una duda me asalta entre las otras: ¿No hay ningún sistema válido frente al capitalismo?
Es difícil que el libro lo resuelva pero creo necesaria su búsqueda.

La sonrisa de Hiperión dijo...

La pregunta sería, ¿hay sistemas puros reales y aplicables a la realidad?
Yo creo que no.

ciudadano mane dijo...

De tu pregunta se deduce que el capitalismo es válido (aunque pudiera resultar imperfecto).

El feudalismo funcionó muy bien en su época (sobre todo fue muy bien para aquellos que estaban en la cúspide del régimen señoral; más o menos lo mismo que ocurre ahora con el capitalismo).

Si por "sistema válido" aspiramos a uno que permita vivir en paz y armonía a todos los habitantes de un mundo donde todos tengamos trabajo, nadie pase hambre, ...; habría que señalar que eso es imposible por una sencilla razón: la naturaleza humana es egoísta y avariciosa. El que tiene pan siempre querrá más. Por eso el comunismo no triunfará más allá del papel y por eso el capitalismo está acrecentando exponencialmente las diferencias entre pobres y ricos.

La única solución sería no vivir en sociedad y depender del autoconsumo. Así cada uno pelearía con los demás por un cuscurro de pan tal como se hace hoy día (y como se ha hecho siempre), pero de este modo ningún sistema será o dejará de ser válido, ya que etimológicamente no habrá sistema.